Comportamiento y Estructura Social de los Hipopótamos

Comportamiento y Estructura Social de los Hipopótamos

Comportamiento y Estructura Social de los Hipopótamos

Hipopótamo pigmeo

Los hipopótamos pigmeo son nocturnos, solitarios y reservados en sus comportamientos. Su carácter tímido hace que decidan huir ante el peligro en lugar de enfrentarse. Viven ya sea solos o en pares y los machos recorren zonas con presencia de hembras sin compañía.

No suelen efectuar batallas cuando se encuentran frente a frente en el camino; lo más común es que se ignoren y sigan el trayecto; sin embargo, pueden volverse agresivos al tratar de defender su área establecida en cuevas o cavidades de las cuales se cambian de cuatro a ocho veces al mes. Lo que sí es un hecho es que no llegan a tener la belicosidad de sus parientes Hippopotamus amphibius.

Los machos tienen más rango territorial que las hembras y lo definen a través de sus marcas de excremento.

Los machos tienen más rango territorial que las hembras y lo definen a través de sus marcas de excremento. Casi todo el día permanecen dentro del agua para mitigar los efectos del calor y por la noche se mantienen en tierra firme para alimentarse.

Se comunican a través de señales olfativas y vocalizaciones como gruñidos, silbidos y resoplidos, aunque mucha parte de su tiempo no emiten sonidos debido a su falta de socialización.

Hipopótamo común

El hipopótamo común tiene un comportamiento completamente distinto a su primo pigmeo. Tiene un sistema social flexible entre las hembras y son muy comunicativos. No tienen actitud tímida sino todo lo contrario; ante un intruso se acercan sin mostrar temor alguno, y si dos machos coinciden en el agua, las violentas batallas no se hacen esperar.

Organización social de los hipopótamos.

Manada de hipopótamos a la orilla de un río.

Son extremadamente territoriales en el agua y dominan en un área determinada donde las hembras solo están disponibles para un macho. El líder es intolerante a machos jóvenes que muestran comportamientos retadores para alcanzar un rango dominante. Esto despierta la ira de los ya establecidos y es cuando se originan batallas donde generalmente los novatos terminan heridos o muertos. Si un joven soltero desea permanecer en la agrupación, debe mostrar una conducta sumisa.

Mientras en tierra son tranquilos, dentro del agua son extremadamente territoriales.

Los grupos concentrados de hipopótamos comunes van de 20 a 100 individuos. Su vida es mayormente sedentaria, ya que descansan en los ríos y lagos muchas horas al día y el resto lo dedican a alimentarse. En épocas de sequías donde los cuerpos de agua son más reducidos, los grupos de hipopótamos se congregan sin mantener mucha distancia corporal y da como resultado mayor frecuencia en las agresiones y un peligro para las crías que están en el agua.

Son muy impredecibles. Ante algo desconocido abren completamente su boca y realizan vocalizaciones de advertencia. Muerden y pisan objetos o animales que se interponen en su camino. Su movimiento en el agua es muy diferente al de tierra. Son hábiles y rápidos nadadores que se impulsan con sus piernas traseras mientras mantienen sus fosas nasales fuera del agua para respirar.

Dentro de las manadas los hipopótamos tienden a separarse por sexos y las hembras también son capaces de defender el territorio que las rodea. En términos generales, a los hipopótamos de cualquier sexo no les gusta ser molestados ni compartir sus aguas con otros seres vivos.